El día sábado Porvenir conmemoró la Noche Selk’nam

Las piras ceremoniales y la cultura de los pueblos originarios fueguinos revivieron en una noche ceremonial llena de magia a orillas de sus costas. Se trata de la Noche Selk’nam, la que recuerda a los habitantes milenarios de Tierra del Fuego.

Porvenir, 18 de junio de 2018.- En una noche temprana, despejada y fría, con los termómetros llegando a cero grados, se conmemoró la Noche Selk’nam en Porvenir, con la presencia de más de 300 personas, autoridades comunales y las fuerzas vivas de la ciudad.

Hace cinco años que se efectúa la ya tradicional ceremonia al borde de la bahía de Porvenir que es bañada por las aguas gélidas del estrecho de Magallanes. Un grupo de porvenireños y pescadores se embarcan mar adentro para presenciar a cierta distancia lo que observó hace unos 500 años el descubridor de esa región junto a sus hombres: una isla constantemente iluminada de día y de noche por grandes fogatas, llamando a ese lugar “Tierras de los Fuegos”.

La relación de los selk’nam con el fuego está llena de misticismo. Cuando moría un cazador renombrado o un chamán, llamados xo’on, los Selk’nam encendían una fogata en su haruwen, su tierra natal, cuyas llamas simbolizaban que la tierra también estaba de duelo. Las buenas noticias, como el varamiento de una ballena, también eran dadas a conocer a través de las llamas.

La velada, que se originó el año 2013, cuenta con música y danzas inspiradas en las ceremonias Selk’nam u Onas, creadas por grupos folclóricos que dan lo mejor de sí para esta jornada. Las fogatas iluminaron la noche, mientras pescadores artesanales navegaron por la bahía con sus lanchas cargando antorchas, recordando el anochecer de los habitantes originarios.

En esta ocasión la invitada especial fue Mirta Salamanca, nieta de la última descendiente directa de un Selk’nam, Lola Kietja, quien participó de las ceremonias que se efectuaron desde que cayó la noche en la zona, cerca de las 17:30 de la tarde.

Las principales autoridades provinciales, comunales, habitantes y turistas de la isla se reunieron en un espectáculo que quiere rescatar el patrimonio cultural de la ciudad. Ésta es una de las pocas instancias que se celebran las tradiciones indígenas en nuestro país, donde se reviven las tradiciones milenarias y celebraciones de un pueblo ya extinto, pero cuyo legado sigue resonando en el territorio donde convivieron por miles de años. Con esta noche, los actuales habitantes buscaron expandir esta herencia al resto de Chile y el mundo.

Para la alcaldesa Marisol Andrade Cárdenas, dijo “que este año de eslogan que tenemos en este aniversarios es (entre la nieve y el viento), cuando hablamos de nieve y viento es en memoria del pueblo Selk’nam , hace muchos años atrás en la época que ellos eran libres, eran los dueños de Karukinka se enfrentaban justamente a eso a la nieve y el viento”.

Agregó la jefa comunal, “que esta noche solamente quiere rememorar y dar el lugar que corresponde a nuestros pueblos originarios enmarcado dentro del mes de aniversario de Porvenir, nosotros queremos rendir un tributo a nuestro pueblo Selk’nam y está noche tuvo misticismo por que tuvimos la oportunidad de tener una descendiente de pueblo originario de Tierra del Fuego que es nuestra amiga Mirta Salamanca que llegó desde Argentina, quisimos invitarla para que ella entregue su testimonio y un mensaje como descendiente de una persona que es originaria de la tierra de los fuegos”.

La comunidad vibró con emoción este rescate de patrimonio cultural y se cumplió absolutamente con creces lo que quisimos representar y lo que se quiere rescatar en homenaje a este pueblo, a los cazadores del viento y por lo tanto este tributo solamente para ellos nuestro pueblo Selk’nam.