Restos animales en cámara de ventosa contaminaba el agua potable de Chilota

Hace pocos días, la comunidad de Bahía Chilota sector ubicado a 5 kilómetros de Porvenir, le hizo presente a la municipalidad de la comuna, que el agua potable que se consume en el sector tenía un sabor y olor desagradables, lo que motivó que personal del municipio fuera enviado a hacer una limpieza del estanque de acopio, cuya línea de abastecimiento y mantenimiento corresponde a la administración comunal. Con diligencia, y aún cuando los trabajos de mantención se harían antes de plazo, los funcionarios efectuaron un completo aseo del amplio depósito.

No obstante, los reclamos continuaron llegando a la casa consistorial, razón por la que la alcaldesa Marisol Andrade, dispuso que nuevamente gente de la Maestranza Municipal, ahora en conjunto con personal de la Dirección de Obras, hicieran un recorrido por toda la matriz de abastecimiento del agua potable, que corre por tres predios rurales en la zona del cerro que enfrenta la playa de la bahía de Porvenir. Ejecutando la tarea, cuál no sería la sorpresa de los funcionarios al descubrir que una de las cámaras de ventosa (receptáculo por el que se se expulsa el aire de la línea para bajar la presión de la cañería), hedía con una fetidez pútrida porque estaba repleta de restos animales.

El hallazgo lo detectó personal municipal al recorrer en toda su extensión la red del vital elemento, tras la denuncia reiterada de los residentes a causa del mal olor que ésta presentaba, aún después de ser limpiado a fondo el estanque de acumulación de la localidad. En el hecho se configuran delitos de abigeato y atentado contra la integridad sanitaria de toda una comunidad.

En efecto, los operarios constataron que al interior de la cámara había unos 60 cueros de corderos y otros ovinos, junto a vísceras y otros residuos de lanares, lo que presumía un delito de abigeato de alto alcance. De inmediato informaron a sus superiores y ayer fue la propia autoridad comunal quien junto a personal de la oficina local de la Seremi de Salud, de Carabineros y a más funcionarios municipales, llegó al sector, ubicado en los altos de la Estancia El Cañadón, lote que es arrendado a una conocida familia de esta ciudad.

En el lugar, todos los concurrentes quedaron asombrados y asqueados de lo que observaban y olían: los restos orgánicos, rodeados de una nauseabunda sopa de aguas podridas, sobrepasaban la válvula de control del habitáculo que se ubica a unos 500 metros de las instalaciones de la mencionada estancia. Se unió a los presentes el ganadero Atilio Calcutta Violic, quien indicó que sin duda los restos corresponden a animales de su majada, mantenida en sus predios vecinos de Bahía Chilota y Silvana María.

Respecto a lo descubierto, que puso en riesgo la salud de los habitantes de Bahía Chilota que consumen el agua potable con el mal olor de los desechos (agua que también emplean las industrias, terminal marítimo y naves de pesca de la caleta), la alcaldesa, Marisol Andrade Cárdenas, anunció una inmediata denuncia a la Fiscalía Local, porque el delito descubierto atenta contra la salud de los residentes en la comunidad pesquera, siendo un riesgo especialmente para los niños y adultos mayores del lugar.

“Me llama la atención que quien cometió este delito no tenía conciencia que estaba dañando a niños, a mujeres, a todos los vecinos de Bahía Chilota y creo que eso es grave porque ni siquiera existió conciencia social de un vecino de Porvenir que pudo causar tanto daño”, comentó la jefa comunal. Admitió que nunca antes se revisó la red de agua por parte del municipio, ya que no había pasado nada tan grave como lo detectado ahora y que en otras situaciones, siempre la inspección se había centrado en los estanques de acopio del agua potable de la lejana población.

Agregó que junto al asesor jurídico de la municipalidad estudiarán si corresponde, además, iniciar una acción legal de mayor evento (como una querella contra quien resulte responsable del delito pesquisado), dada la gravedad que representa al poner en riesgo la salud de toda una comunidad.

Poco más tarde, la primera autoridad comunal se reunía con los pobladores afectados y por su parte, el jefe local de AguasMagallanes, Claudio García, ratificó que esa distribuidora seguirá entregando agua potable mediante el camión aljibe municipal al sector, hasta que la Fiscalía autorice el retiro de los restos detectados y se sanee debidamente la red contaminada.