Alcaldesa de Porvenir envía afectuoso saludo en el día internacional del trabajo

En un día que se conmemora a los trabajadores en el mundo, es importante no olvidar a quienes lucharon por tener mejores condiciones para vivir y para compartir con sus familias. Hace 131 años murieron trágica e injustamente trabajadores por pedir algo tan lógico como era rebajar su jornada laboral de 12 o 16 horas a solo 8 horas con derecho a descanso dominical.

Hoy que estamos en otro tiempo, junto con reconocer a todas y todos los trabajadores que día a día salen temprano de sus hogares para conseguir un sueldo que les permita mantener y dar un mejor bienestar a sus familias y a sus vidas, es necesario comprometerse a más.

Es necesario seguir haciendo esfuerzos para que como nación y pueblo tengamos una vida buena para todos, donde la dignidad de las personas sea la base de cualquier emprendimiento y la solidaridad la energía de nuestra comunidad. Una vida buena donde el respeto y el buen trato sea el clima de todo lugar de trabajo.

 

Donde el trabajo sea debidamente recompensado y exista apego irrestricto a las leyes laborales.

El compromiso debe ser con los trabajadores, con los de ayer, del presente y del mañana. Por ello debemos seguir luchando para que nuestros adultos mayores reciban una mejor pensión que permita vivir y no sobrevivir, pensiones dignas donde exista un aporte del estado, de las empresas y de los trabajadores. Donde los que ganen sean los trabajadores y no los dueños de las AFP.

Una vida buena para todos es suficiente razón para seguir luchando.

Vivan los trabajadores