Con un Templo Repleto de Fieles se celebró Pascua de Resurrección en Templo San Francisco de Sales

En el templo San Francisco Sales, la comunidad católica de Porvenir, celebró la Pascua de Resurrección, la ceremonia religiosa fue oficiada por el Párroco de la ciudad, padre Santiago Redondo Muñoz y por el diacono permanente Jorge Eladio Mansilla.

En su homilía, el padre Santiago Redondo, hizo un llamado a que los padres concurran con sus hijos al templo tal cual como Jesús, cuando niño lo hacía con María y José. El evangelio de hoy Domingo nos hablaba de la resurrección de Cristo Jesús, según San Mateo.

El Sacerdote destacó como una idea brillante, la de la alcaldesa Marisol Andrade, de entregar huevitos de chocolate a todos los niños y adultos que habían asistido al oficio religioso, tarea que se cumplió al final de la celebración eucarística.

La tradición de los huevos, muy arraigada en gran parte del mundo, empezó debido a que los cristianos católicos que seguían la abstinencia de la Cuaresma, no podían comer, entre otras cosas, huevos ni productos lácteos. Los seguidores de esta tradición guardaban los huevos, y para mantenerlos frescos los bañaban con una fina capa de cera líquida. Una vez terminada la Cuaresma, se reunían delante de la iglesia de su ciudad, y los regalaban. Con el tiempo, la iglesia católica fue cambiando las tradiciones, y hoy solamente recomienda la abstinencia de carne los viernes de la Semana Santa.

Sin embargo, la tradición de regalar huevos el domingo de Pascua siguió y de hecho continúa en muchos países del mundo. La única diferencia es que antes se pintaban y decoraban huevos de gallina y de pavo para regalar en pequeñas cestas. En cambio, hoy aunque se siguen regalando huevos de gallina en muchos países, desde principios del siglo XIX se regalan también los huevos de chocolate.